sábado, 6 de marzo de 2021

GLADYS MARIN MILLIE (1941 – 2005)

 


En el 16º aniversario de su partida física:

 

 

                                                Iván Ljubetic Vargas, historiador del

                                                 Centro de Extensión e Investigación

                                                 Luis Emilio Recabarren, CEILER

 

                       

           


 

El domingo 6 de marzo de   2005, dejó de latir el corazón de la única mujer que ha ocupado la máxima responsabilidad en el Partido Comunista de Chile, la compañera Gladys del Carmen Marín Millie.  

Había nacido en Curepto, el 16 de julio de 1941. Su madre, Adriana Millie, era  maestra primaria. Su padre, Heraclio Marín,  campesino.

Pronto el padre abandonó la familia y doña Adriana debió hacerse cargo de sus cuatro hijas.

 

PRESIDENTA DE LA FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES NORMALISTAS 

En 1945 la familia se trasladó a la localidad de Sarmiento;  después a Talagante. En esa ciudad, Gladys asistió a la escuela primaria y participó en organizaciones cristianas,  llegando a ser Presidenta de la Acción Católica. La enseñanza media la recibió en el Liceo Nº 5 de Santiago. Ingresó a la Escuela Normal Nº 2 de Santiago. Se distinguió entre el alumnado por sus cualidades de líder, siendo elegida Presidenta de la Federación de Estudiantes Normalistas.

 

SE INCORPORA A LAS JUVENTUDES COMUNISTAS

En 1957 se tituló como profesora. Ejerció como maestra en la Escuela Nº 130 para niños con deficiencias mentales, que funcionaba al interior del Hospital Psiquiátrico, en la avenida Santos Dumont.

En 1958 ingresó a las Juventudes Comunistas.

 

CUANDO LA CONOCÍ 

Fue en el IV Congreso Nacional de las Juventudes Comunistas de Chile, realizado en Santiago entre el 20 y el 23 de febrero de febrero. El sábado 20 se inauguró con un gran acto  en el Parque  Bustamante, junto al monumento de Manuel Rodríguez. Este comenzó con un hermoso festival folklórico, cuya figura central fue Violeta Parra.

En la mañana del domingo 21, con gran despliegue y combatividad, cientos de jóvenes venidos de todas las provincias y muchos de la capital, nos congregamos en el Teatro Balmaceda para escuchar el Informe Central, rendido por el compañero Manuel Cantero.

Finalizado éste,  se anunció que, en nombre del Partido, hablaría el miembro de su CC, Juan Vargas Puebla. Entonces, nos pusimos de pie y cantamos La Internacional. 

El Congreso continuó por la tarde con una asamblea plenaria en la  sede del CC del Partido, en Teatinos 416. Después los 134 delegados nos dividimos en cinco comisiones y nos fuimos a sesionar en el local de la FECH. Proseguimos el lunes 22 con  el trabajo de comisiones.

En el último día,  martes 23 de febrero,  hubo votaciones para designar  el Comité Central. Resulté reelegido.  Éramos 25 miembros, entre ellos cuatro compañeras. Una de ellas era Gladys Marín, a quien conocí  en ese, para mí, inolvidable evento juvenil.  Al constituirse el nuevo CC,  elegimos a Mario Zamorano como secretario general.

Finalizó el evento con la intervención de  Juan Vargas Puebla en nombre  del Comité Central del Partido Comunista de Chile.

 


 

SECRETARIA GENERAL DE LAS JJ CC 

En 1963, se casó con Jorge Muñoz Poutays, entonces estudiante de Ingeniería, a quien había conocido en 1959 Tuvieron dos hijos: Rodrigo y Álvaro.

                    


 

En 1965, tuvo lugar la VI Conferencia Nacional de las Juventudes Comunistas. El Secretario General Mario Zamorano fue promovido al Partido. Gladys Marín pasó a ser la máxima autoridad de las JJ CC.

En ese mismo año fue elegida diputada comunista  por el Segundo Distrito de Santiago, que estaba formado por entonces por las comunas de Renca, Conchalí, Recoleta, Independencia, Colina. Tiltil, Talagante, Curacaví, Quinta Normal y Barrancas (actual Pudahuel). Gladys tenía por entonces 23 años de edad.

En 1966 se desarrolló el V Congreso Nacional de las JJ CC, y en 1969 el VI Congreso. En ambos, Gladys Marín fue reelegida Secretaria General.

  

REELEGIDA DIPUTADA COMUNISTA POR  TERCERA VEZ 

En las elecciones parlamentarias 1969 volvió a ser electa diputada por el Segundo Distrito.

En 1972 en el VII Congreso de las Juventudes Comunistas de Chile, nuevamente Gladys Marín resultó reelegida Secretaria General.

 

          


 

En marzo de 1973 se  efectuaron  importantes elecciones parlamentarias en las que la posición pretendía obtener una contundente victoria y poder derrocar constitucionalmente al Presidente Allende.

No lo lograron. Gladys Marín, por tercera vez postuló en el Segundo Distrito y salió elegida con una alta votación, ejerciendo ese cargo hasta el golpe fascista.

 

EXILIO Y RETORNO CLANDESTINO 

Luego del golpe fascista del 11 de septiembre de 1973, contra su voluntad y acatando  instrucciones de su  Partido, se asiló en la Embajada de Holanda, donde permaneció ocho meses  y  luego salió al exilio.   Jorge Muñoz, su compañero, quedó en Chile. En  diciembre de 1976 fue detenido por agentes de Pinochet y hasta hoy forma parte de la lista de  patriotas detenidos-desaparecidos.

En enero de 1978 tuvo lugar en Budapest (Hungría) un Pleno del Comité Central de las Juventudes Comunistas de Chile. Informó Gladys Marín, que ese mismo año retornó  clandestinamente a la patria. Con audacia y valor luchó contra la dictadura.  Encabezó la dirección interna del Partido hasta el XIX Congreso clandestino,  realizado en San Sebastián en mayo de 1989. Fue uno de los combatientes  que, de verdad, contribuyeron a que terminara la noche del terrorismo de Estado.

En marzo de 1990 finalizó la dictadura.

 

EN EL XVI CONGRESO METROPOLITANO 

En Julio  de 1994 se desarrolló el Congreso Regional Metropolitano. Tanto en la Comisión en que participé, como en la plenaria final, enfaticé en la necesidad de llevar la proposición de cambiar la enumeración de los Congresos Nacionales del Partido y que el XVI se convirtiera en el XX. 

Ocurrió que, terminada la sesión plenaria, me  encontré  con los miembros de la Comisión redactora de las conclusiones del Congreso Regional, que  me dijeron que no iba mi proposición, porque ello no había quedado claro como una resolución. Estábamos en esa discusión cuando pasó la compañera Gladys. Le expliqué de lo que se trataba y ella dijo: “Iván tiene razón, la proposición que él hizo fue aprobada. Debe ir  en las resoluciones del Congreso Regional”.

 

EL CONGRESO QUE SE INICIÓ COMO EL XVI 

Mi propuesta, apoyada por la compañera Gladys Marín, se incorporó al Informe entregado el 11 de agosto de 1994 por el compañero  Volodia Teitelboim, secretario general del Partido, ante el XVI Congreso Nacional del Partido Comunista. En él  planteó:

“Después del XV Congreso, tras el análisis de su historia, se resolvió establecer como fecha de fundación de nuestro Partido el 4 de junio de 1912. Tomando en cuenta los Congresos nacionales realizados por el Partido Obrero Socialista, queremos proponer a esta magna reunión que este XVI Congreso pase a llamarse el XX Congreso del Partido fundado por Recabarren, del Partido Comunista. Corresponde pronunciarse democráticamente sobre   esta proposición”.

Fue aprobada por unanimidad. Así, este evento partidario, iniciado con el  número XVI, finalizó como el XX Congreso del Partido Comunista de Chile.

 

SECRETARIA GENERAL DEL PARTIDO COMUNISTA 

En ese Congreso, se eligió un nuevo Comité Central, que designó a Gladys Marín  Secretaria General del Partido.

En las elecciones parlamentarias de 1997 fue presentada como candidata al Senado por la VII Circunscripción Santiago Oriente. Obtuvo 174.780 votos, el 15,69%, que correspondió a la cuarta mayoría nacional. Pero no fue elegida. Lo impidió la nueva ley maldita, el  sistema binominal,  impuesto por la dictadura.

En octubre de 1998 tuvo lugar el XXI Congreso del PC. Fue reelegida Secretaria General.

 

LA PRIMERA QUERELLA CONTRA PINOCHET 

Gladys Marín fue una incansable luchadora por los derechos humanos. El 12 de enero de 1998 interpuso la primera querella contra el exdictador Augusto Pinochet.

 

CANDIDATURA  PRESIDENCIAL 

En las elecciones presidenciales  del domingo 12 de diciembre de 1999 el Partido Comunista  llevó como candidata  a Gladys Marín. Gladys obtuvo el 3.19% de los votos válidamente emitidos.

 

PRESIDENTA DEL PARTIDO COMUNISTA 

En el XXII Congreso realizado en Santiago del 31 de octubre al 3 de noviembre de 2002 pasó a ocupar el cargo de Presidenta del Partido Comunista. La primera mujer en tener ese honor.

 

SU ENFERMEDAD

El 25 de septiembre de 2003 fue internada en una clínica de Santiago. Se le diagnosticó cáncer cerebral. El 1 de octubre viajó a Estocolmo (Suecia) para ser intervenida en la Clínica Karoliska. El 19 de octubre llegó a La Habana (Cuba)  para iniciar un proceso de rehabilitación dispuesto por su amigo personal,  Fidel Castro.  En el 2004, aún permaneciendo  en ese país, fue nuevamente operada de una necrosis de tejidos.

En octubre de 2004 volvió a Chile. El 7 de noviembre   regresó a Cuba para retornar a Chile un mes después.

 

Condecorada por Fidel Castro con la Orden José Martí en La Habana el viernes 12 de marzo de 2004

 

EMOTIVO RECIBIMIENTO EN SANTIAGO

A las seis de la mañana del domingo 14 de marzo de 2004 aterrizó en el Aeropuerto Arturo Merino Benitez de Santiago el avión en venía desde Cuba, Gladys Marín, luego de permanecer cinco meses de tratamiento en la Isla. Llegó con un ramo de flores en sus manos y un rojo pañuelo cubriéndole la cabeza. Feliz se dirigió a los cientos de personas que la esperaban y dijo: “Estoy muy emocionada con el apoyo que me ha dado mi pueblo”.

 

UN DOMINGO EN QUE NO BRILLÓ EL SOL

Con su proverbial valor, Gladys libró la batalla contra el cáncer hasta sus últimas fuerzas, rodeada del cariño de millones de demócratas de toda la tierra.

Falleció a la una de la mañana del domingo 6 de marzo de 2005 en su casa de Lo Cañas ubicada en la comuna de La Florida, Santiago.  Sus restos fueron trasladados, entre  una impresionante cadena humana que se extendió desde su hogar al ex Congreso Nacional. Allí tuvo lugar un multitudinario velatorio. Miles y miles de personas llegaron a rendirle homenaje. El Gobierno decreto dos días de duelo oficial. Un periódico la llamó “la roja de todos”

 

 

Hacen guardia de honor, entre otros,  el músico Lalo Parra, la actriz Rosa Ramírez y el escritor Pedro Lemebel.

 

LA MÁS MULTITUDINARIA  DESPEDIDA HASTA HOY

Miles y miles de chilenos la sintieron suya. Por eso, esa multitud de gente sencilla y de personalidades, que le tributaron  el 8 de marzo de 2005 la más masiva despedida conocida hasta hoy en Chile.

Gladys Marín Millie,  maestra primaria,   entregó sus  lecciones de valor, heroísmo, consecuencia y claridad política,  a una escuela multitudinaria, cuyos alumnos  son aquellos que, siguiendo su ejemplo, construirán el Chile del mañana.

 

 


EL PUEBLO NO OLVIDA A SU HEROÍNA

Entre más transcurre el tiempo en vez del olvido, aumenta el cariño, la admiración y el respeto para la maestra normalista, que entregó su vida entera a la causa de los más humildes, de los explotados.

El recuerdo de esa mujer valiente y combativa está sembrado en la consciencia y el corazón de quienes luchan, como ella lo hizo, por construir la primavera de los pueblos. Por el  derecho de todos a vivir en paz; a compartir  el pan, la  felicidad  y la poesía. 

¡Gladys, presente! ¡Ahora y siempre!

 

 


         

   

 

 

 

 


viernes, 5 de marzo de 2021

TERESA FLORES

 


  

FUNDADORA DEL PC DE CHILE Y PRIMERA DIRIGENTE SINDICAL A NIVEL NACIONAL

 

                                              Iván Ljubetic Vargas, historiador del

                                               Centro de Extensión e Investigación

                                               Luis Emilio Recabarren,  CEILER

 

 

                               


 

Teresa Flores nació en Iquique, en el seno de una familia obrera, en 1891. Acompañando a su padre  en una visita a la cárcel de Los Andes, conoció a Luis Emilio Recabarren, que estaba prisionero en ella Surgió el amor entre ellos.

Recabarren le escribió desde la prisión, con fecha 20 de mayo de 1909, una hermosa carta (que sólo fue hecha pública el 30 de abril de 1912). En parte de ella le dice:

 

INSPIRÓ EL AMOR A RECABARREN

“Vago, por el mundo, errante, sin encontrar una mano amiga que me acompañe en la soledad de la vida. Yo necesito una compañera que comparta conmigo los pensamientos y los sentimientos... No es que sienta miedo de ir solo. Es que dos almas fundidas producirán doble cantidad de enseñanzas y dobles serán  los efectos de su acción.

¡Qué  dulces son tus palabras! ¡Cómo llegan hasta mí! Tu compañía me fortalecerá. Tengo la convicción de que tu persona me dará más bríos para luchar. Tú me inspirarás y harás que mis pensamientos sean cada vez más hermosos, y a medida que esto se produzca tu irás bebiendo en mis labios el amor que yo beba en tu alma.

¡Cantarle al amor y a la vida! Hacer del amor la vida y hacer de la vida el amor. He ahí todo. El gran trabajo. El gran pensamiento.

Unamos a nuestra dicha  la dicha de todos. Así nuestra felicidad será tan inmensa como inmensa sea la felicidad de todos”.

(“El Despertar de los Trabajadores”, Iquique, 30 de abril de 1912)

Por entonces, Recabarren tenía 32 años de edad; Teresa, 19.

 

EN UNA CASA CON HISTORIA EN IQUIQUE

Elías Lafertte relata que hacia fines de 1911, “en esta casa, situada en Barros Arana 9, casi esquina Sotomayor, se instaló  la imprenta, y en una de las piezas vivía Recabarren con Teresa Flores, su compañera. La casa estaba junto a una escuela de niñas y frente al local de la Masonería. Hacia el norte, la calle Barros Arana estaba cerrada por unas instalaciones del ferrocarril. El segundo piso era una azotea que servía de teatro.

“Allí fue donde comenzó a imprimirse el nuevo diario obrero, que iba a tener largos años de vida y a convertirse en una fecunda contribución al movimiento de los trabajadores. El 16 de enero de 1912 salía a la calle el número uno de “El Despertar de los Trabajadores”. (Elías Lafertte: “Vida de un comunista”, página 76).

  

LA COMPAÑERA DE UN LÍDER

Más adelante afirma Lafertte: “Teresa Flores, era por aquellos días la verdadera mujer de un líder proletario, que no sólo lo acompañaba como tal, sino también en las actividades políticas”. (Ibidem. página 82)

Teresa estuvo al lado de su compañero en los momentos difíciles. Recabarren, que sufría de depresión endógena, tuvo un bajón muy grande hacia 1912. Por entonces escribió una carta a Buenos Aires, donde decía: “Hay momentos en que quisiera huir de aquí, abrasado por la debilidad de los amigos y por la infamia de los enemigos, unido a un clima atroz, donde no se ve sino pampas desiertas o pueblos sin árboles. Pero después pienso en que sin abnegación el ideal ni surgiría en todo el mundo”.

Como sostiene Fernando Alegría, “Teresa Flores borró las dudas e iluminó una vez más su vida con el ardor de su propia adolescencia”.

(Fernando Alegría: “Como un árbol rojo”. Santiago, 1968, página 129)

 

FUNDADORA DEL PC DE CHILE

El 4 de junio de 1912, en la misma casona de calle Barros Arana 9, se reunieron unos treinta trabajadores, encabezados por Luis Emilio Recabarren.

Por unanimidad resolvieron fundar el partido revolucionario de la clase obrera, al cual llamaron Partido Obrero Socialista, porque todos los partidos revolucionarios del mundo en ese entonces se bautizaban socialdemócrata o socialista.

En  el acta de esa sesión del 4 de junio de 1912, se mencionan los nombres de 27 fundadores, agregándose “y varios otros amigos”. Entre los presentes estaban Luis Emilio Recabarren, Néstor Recabarren, Elías Lafertte y Teresa Flores, que tenía 21 años de edad, la única mujer que participó en la fundación del Partido Comunista de Chile.


AGITADORA Y ORADORA 

En un Informe, enviado por Luis Emilio Recabarren sobre la “labor obrera en Tarapacá” a la Segunda Internacional, con fecha 10 de febrero de 1913, se señalaba: “Entre los oradores de que dispone la organización obrera se cuenta  una niña de 14 años Rebeca Barnes, y una joven de 22 Teresa Flores, que prestan utilísimos servicios a la propaganda emancipadora, aparte de  que constituyen una novedad atractiva”. (“El Despertar de los Trabajadores”, Iquique, 18 de febrero de 1913) 

Pedro Bravo Elizondo escribió en 1984: “Teresa Flores  muy joven interviene en la lucha política en Iquique. Su nombre aparece en ‘El Despertar’ acompañado por el término ‘compañerita’ cuando ella sube a la pampa con Recabarren y otros líderes a dar conferencias”.  (Pedro Bravo Elizondo: “El Despertar de los Trabajadores (1912-1922)”,  en revista Araucaria Nº 27-1984, p. 17)

 

ORGANIZADORA DE  LAS MUJERES

“El Despertar de los Trabajadores” en su edición del 10 de abril de 1913, publicó una carta al director que decía: “Permítame que desde las columnas de nuestro periódico haga saber a las lectoras de Iquique que en el vecino puerto de Antofagasta se ha organizado el viernes último  un centro de mujeres libre-pensadoras, que tomó por nombre Belén de Sárraga, en recuerdo y homenaje a la valiente mujer que, por predicar la liberación de la conciencia, ha recibido el grosero ataque del clero...Invito a mis amigas y compañeras de ideas a organizar aquí en Iquique un centro análogo al de Antofagasta... Agradeciendo la cooperación que El Despertar nos preste, saluda a usted, Teresa Flores”.

El 17 abril de 1913 se  creó el Centro Femenino anticlerical  “Belén de Sárraga” de Iquique, una de  las  primeras organizaciones de mujeres en Chile con una orientación revolucionaria. 

Teresa Flores escribió en ‘El Despertar de los Trabajadores’,  con fecha 21 de abril de 1914, refiriéndose a Belén de Sárraga,  conferencista socialista y anticlerical española: “Ella ha dado al socialismo de Tarapacá un contingente femenino que habría tardado en despertar, si no hubiera vibrado aquí , con clarinada de bronce.”

Según Cecilia Salinas, “la acción de Teresa Flores y los Centros ‘Belén de Sárraga’ se inscriben en el marco de la acción político-social; pensaba ésta como una posibilidad de emancipación femenina, con el respaldo de la cooperación y apoyo de ambos sexos”.

(Cecilia Salinas: “La Mujer Proletaria. Una historia por contar”. Ediciones LAR, concepción, 1987, páginas 88 a 107)

 

DIRIGENTE FEMENINA

El primer directorio del Centro estuvo integrado por: Teresa Flores (Presidenta), Juana A. de Guzmán, Nieves P. de Alcalde, Luisa de Zavala, María Castro, Pabla R. de Aceituno, Ilia Gaete, Adela de Lafferte, Margarita Zamora, Rosario B. de Barnes y Rebeca Barnes.

 

SE MULTIPLICAN LOS CENTROS

Los centros se expandieron por las oficinas salitreras y ciudades como Antofagasta y Valparaíso, siendo las primeras organizaciones de mujeres en Chile; tenían como temas de trabajo; la poesía anti alcohólica, la necesidad de las ideas modernas en la educación infantil, composición anticlerical, religión y moral, el crimen del alcoholismo.

La Primera Conferencia, se realizó el 17 de mayo de 1913, en el local del periódico El Despertar. Su temario proponía la creación de Consejo Federales femeninos, dentro de la Federación obrera de Chile. Estos consejos estaban compuestos por mujeres valientes, luchadoras, coherentes con sus principios, al punto de tenderse en las líneas férreas y en los puntos de acceso cuando las empresas trataban de reanudar la faena contratando rompehuelgas. Teresa era una de esas mujeres, escritora principal del periódico obrero de la época “El Despertar”, dirigente sindical, organizadora, fundadora del Partido Comunista de Chile, actriz, feminista y una luchadora incansable al servicio de la clase obrera y la liberación de la humanidad.

 

ACTRIZ PROLETARIA

Los comunistas desarrollaron en Iquique  gran actividad artística a través de tres entidades: el Círculo dramático ‘Arte y Revolución’, la estudiantina ‘Germinal’ y el ‘Coro Obrero’. Las tres girando en torno al diario ‘El Despertar de los Trabajadores’.

‘Arte y Revolución’ realizaba veladas semanales  y quienes participaban en ellas eran: Luis Emilio Recabarren, Elías Lafertte, Teresa Flores, Luis Víctor Cruz,  Jenaro Latorre, Ilia Gaete, Ida Osorio y otros.

Por ejemplo, en la obra ‘En guerra’ actuaron Elías Lafertte,  Luis Víctor Cruz, R. Jil, H. Oviedo y Teresa Flores.

El 16 de mayo de 1914, puso en escena ‘La Coyunda’, en la que tomaron parte

Lafertte, Cruz, Latorre, L. Reyes y Teresa Flores.

El 5 de enero de 1915, los comunistas iniciaron la primera Conferencia Pública ‘para contribuir al mayor progreso de la educación social de la clase obrera’ Entre los conferencistas estaban Recabarren, Cruz, Luis A. Salazar y Teresa Flores.

En ese mes de enero se dieron sesenta conferencias en distintos puntos de la ciudad de Iquique, entre otros, la Plaza Condell y la Plaza Prat.

 

GIRA CON RECABARREN

En la edición del 21 de abril de 1915 de “El Despertar de los Trabajadores”, de Iquique, apareció una nota  con el título ‘¡Salud!’, firmada por Luis Emilio Recabarren y Teresa Flores, donde se decía:

“Una vez más nos alejamos de esta región, donde cuatro años de actividad han dado para el socialismo motivos de justos regocijos. El mandato del Partido, a quien nos debemos, nos lleva, o nos empuja a cumplir primero con la obligación de cooperar a la unidad del Partido, y después de sembrar por los campos nuestros amados y bellísimos ideales.

“El socialismo ha surgido en el norte, va echando ya sus hondas raíces, y será en breve, árbol hermoso que dé sus primeros frutos; en el centro del país está ya echada la semilla y falta sembrarla por el sur. “A eso vamos...”

 

PARTICIPA EN EL PRIMER CONGRESO DEL PC

Ambos participaron en el Primer Congreso Nacional del Partido Comunista, realizado en Santiago, el 1 y 2 de mayo de 1915.

Recabarren y Teresa Flores permanecieron en el centro del país cerca de dos años. En 1916 iniciaron una gira al sur del país,  que culminaron en Punta Arenas. De allí emprendieron viaje a Buenos Aires.

Regresaron a Chile. Se establecieron en Antofagasta en abril de 1916.

En 1921, Recabarren y Teresa se trasladaron a Santiago.

  

PRIMERA DIRIGENTA SINDICAL EN CHILE

Entre el 22 de noviembre de 1922 y el 23 de enero de 1923, Recabarren visitó la Rusia soviética. A su regreso, lo esperaban ansiosas  las multitudes para conocer sus impresiones. También lo esperaba  su compañera.

En la Quinta Convención Nacional de la Federación Obrera de Chile, FOCH, efectuada en Chillán en diciembre de 1923. En ese evento, Teresa Flores fue elegida consejera nacional, siendo la primera mujer que ocupó un cargo de dirigente sindical a nivel nacional en Chile.

 

 

Teresa Flores (a la derecha)

 

 

 

 



LA HUELGA LARGA DEL MAGISTERIO DE 1961

 

 

                                              

 



Iván Ljubetic Vargas, historiador del

Centro de Extensión e Investigación

 Luis Emilio Recabarren, CEILER

 

 

El sábado 19 de agosto de 1961, la Federación de Educadores de Chile, FEDECH, realizó un mitin en Santiago donde se declaró en estado de alerta, levantando la exigencia de un sueldo vital docente de 150 escudos. 

El jueves 24 de agosto, cansado de las tramitaciones de las autoridades, el Magisterio declaró una huelga por 48 horas. Otro tanto hizo el gremio de la salud.

El viernes 25, estaban  200.000 trabajadores en paro en todo el país. Ese día, FEDECH resolvió  continuar de manera indefinida su movimiento.

La respuesta del gobierno fue la represión.  El lunes 28, la policía detuvo en su hogar, a las 22:30 horas, a la dirigente del Magisterio y regidora por Ñuñoa, María Marchant.  Medidas similares adoptó en otros puntos del país. Por su parte, los maestros en huelga realizaban asambleas, desfiles, concentraciones.  Recibieron amplio apoyo de estudiantes, padres, apoderados y trabajadores. 

El viernes 1 de septiembre fueron detenidos 87 profesores en Valparaíso. Al día siguiente, eran más de cien los educadores en manos de la policía en todo el territorio, acusados por el Ejecutivo de transgredir la Ley de Seguridad Interior del estado. Ese mismo viernes, se inició una Conferencia Nacional de FEDECH con el objeto de efectuar un balance del paro comenzado el 24 de agosto. A esa fecha, 72 mil estudiantes estaban en huelga a través de Chile respaldando el movimiento de sus maestros y por la reforma educacional.

 

EN TEMUCO 

En un artículo de “El Siglo” (de fecha lunes 6 de septiembre de 1961, página 2) se lee: 

“Temuco despertó el sábado 2 de septiembre con una inuistada noticia. Las radios locales transmitían un desesperado llamado de a directora del Liceo de Niñas a los apoderados para que cocurrieran a retirar a sus pupilas.

¿Qué había sucedido? Los alumnos del Liceo de Hombres se habína tomado el Liceo de Niñas como señal de adhesión al movimiento dl Magisterio y de reoudio a la persecución y la desleal actitud  de la directora de ese establecimiento que ofició el papel de delatora de cuatro de sus profesoras. 

A mediodía, a pesar de la violenta lluvia sureña, la ciudad se cubrió de gritos. Eran los estudiantes de diversos colgios de Temuco que desfilaban expresando su protesta. Ni la lluvia ni la violencia policial loos pudoi detener. Llegaron hasta el local del Liceo de Niñas y allí se comprometieron a no descansar hasta que abandone su puesto la directora, Tegualda Andrade Bírquez…

Desde el martes está detenido el profesor Gregorio Seguel, enfermo en una clínica de Temuco. La profesora Marcia Ortiz , una de las víctimas de la delación de la directora, estuvo detenida incomunicada, fue liberada, pero posteriormente se dio orden de detención, su hogar ha sido allanado constantemente por la policía, debiendo buscar refugio en casas amigas. La solidaridad popular ha impedido que la policía pueda realizar su detención…

Temuco ha perdido su habitual tranquilidad. La defensa de la educación y el repudio a la persecución y delación ha unido a vastos sectores”.

 

SIGUE LA REPRESIÓN 

El martes 5, seis escuelas estaban tomadas por los alumnos. Diversos Centros de Padres y Apoderados hicieron público su apoyo a las demandas del Magisterio.

El jueves 7, 47 maestros de La Serena fueron declarados reos. Al día siguiente, eran detenidos 30 educadores en Iquique.  El martes 12, otros 8 en Valdivia.

El viernes 15, la policía disolvió  violentamente manifestaciones callejeras de los maestros en huelga en Santiago. Utilizó lumas, bombas lacrimógenas y “guanacos”.

Durante el desarrollo del movimiento la represión fue un fenómeno cotidiano. 

El martes 26 de septiembre, tuvo lugar en Santiago un imponente desfile de los profesores, que culminó en un mitin en la Plaza Artesanos. Fue la más grande concentración de los últimos tiempos.

Miércoles 4 de octubre. El profesorado en huelga repletó el Teatro Caupolicán. Al término del acto, los manifestantes  salieron a la calle.  Fueron disueltos con salvaje violencia.

El martes 10, los trabajadores de Santiago efectuaron marcha y concentración en apoyo a los educadores.

  

LAS HEROICAS MARCHAS DE LOS MAESTROS

El viernes 13 de octubre, profesores de Coquimbo y La Serena iniciaron una marcha, por la Carretera Panamericana, hacia Santiago.  El lunes 16, partió otra desde Los Ángeles, integrada por  50 educadores, que caminaron hasta Laja.  De allí se movilizaron en vehículos a Chillán, para proseguir a pie hasta Talca. 

Ese lunes 16  de octubre  se cumplían  53 días de paro. A las 11 horas, comenzó la Segunda Conferencia Consultiva Nacional del Magisterio, realizada en los marcos del movimiento. Tuvo lugar en la Escuela Normal Superior José Abelardo Núñez, que estaba tomada por sus alumnos. Su objetivo era pronunciarse sobre la última fórmula de arreglo entregada por el gobierno. 

Esto, mientras continuaban marchando los maestros desde el norte y desde el sur, recogiendo en su recorrido emocionantes demostraciones de solidaridad. 27 educadores de Ovalle se unieron en Soco a los que caminaban desde La Serena.  Hasta ese punto llegaron a solidarizar con los huelguistas dirigentes desde Santiago: Juan Campos, Presidente en ejercicio de la CUT; Julio González y Domiciano Soto, del Magisterio; Luis Barría, regidor por la capital. Les acompaña un periodista de El Siglo. Todos comunistas. 

Ese mismo lunes 16, 140 profesores de la provincia de Cautín y de Victoria llegaron en tren hasta San Bernardo, desde donde marcharon a pie hasta la sede de FEDECH Nacional.


PROFESORES RECHAZAN PROPUESTA DEL GOBIERNO 

Por la noche, la Conferencia del Magisterio rechazó, por unanimidad, la propuesta entregada por el ministerio de Educación Patricio Barros Alamparte.

Martes 17 de octubre. En horas de la tarde, reunidos en el despacho del ministro de Economía Luis Escobar, y con la presencia de personeros de las tres colectividades de gobierno –los partidos Conservador, Liberal y Radical– el ministro de Educación declaró inaceptable la contraposición hecha por el profesorado y dio un ultimátum: se debía aceptar sin modificaciones la fórmula del gobierno antes de las 22 horas o se rompían las conversaciones y se reanudaban las querellas. 

Entretanto, el respaldo al movimiento de los profesores era cada vez mayor. Por ejemplo, los mineros del carbón llevaban a cabo un paro solidario por 48 horas.  Maestros de otros países hacían llegar su apoyo:  de la Unión Soviética, Checoslovaquia, Japón, México, Perú, Argentina, Uruguay. También de organizaciones regionales y mundiales, entre ellas, la Federación Internacional Sindical de la Enseñanza, FISE. 

Al anochecer del 17, 35 profesores de San Antonio, más otros que se les habían agregado en Melipilla. Talagante y Malloco, llegaron a Santiago, luego de caminar 110 kilómetros.

 

LA VOLTERETA  DEL PR 

A las 22:35 se constituyó la Conferencia de dirigentes de FEDECH. Fue una agitada reunión. El debate, muy apasionado. Ya no había unanimidad. Los profesores radicales, acatando lo resuelto por el Comité Ejecutivo Nacional de su partido, cambiaron de posición.

Se produjo un acalorado debate, que alcanzó – en momentos – gran violencia. A las cuatro de la madrugada del miércoles 18 se inició una dramática votación. Eran dos las ponencias. Una, apoyada por comunistas, socialistas, democratacristianos e independientes, que rechazaba  el ultimátum del gobierno y planteaba continuar el movimiento. La otra –defendida por los radicales– que aceptaba la propuesta del ministro de Educación. Triunfó esta última por 123 votos contra 93. 

Conocidos los resultados, se produjeron incidentes entre los participantes en la Conferencia. Gritos, incluso algunos golpes. Se acusaba a los radicales de traicionar el movimiento por un plato de lentejas.  Pero al final, prevaleció la unidad gremial. La reunión terminó a las 6:30 de la mañana. 

A las 11:15 del miércoles 18 de octubre, luego de una reunión celebrada en el despacho del ministro de Economía, Luis Escobar Cerda, se firmó el documento que puso fin al movimiento reivindicativo del magisterio. Este fue suscrito por el Presidente de FEDECH, Humberto Elgueta Guerin; los ministros de Educación y de Economía; los presidentes de los partidos Radical, Raúl Rettig; Conservador, Sergio Diez, y Humberto del Río Gundián, vicepresidente del Partido Liberal. 

Las condiciones del arreglo eran las mismas que la Conferencia del Magisterio rechazó por unanimidad el lunes 16.

 

OPINIONES DE PROFESORES COMUNISTAS 

Meses después, Nibaldo Martínez, secretario de relaciones de la Unión de Profesores de Chile, UPECH, que agrupaba a los maestros de la enseñanza básica, realizando un balance del movimiento del año 1961, dijo:

“Durante sus 55 días de huelga los maestros hacen su valiosa experiencia... Hoy pensamos que la lucha sigue y que hicimos una etapa candente llena de calor humano y de experiencias”. Luego de señalar el importante papel jugado en ella por los profesores del PC, agregó:

“Los comunistas nos portaremos mejor en la próxima batalla por el pan, la libertad, la independencia política. Los comunistas podremos aprender más y más, para guiar mejor por el camino de la unidad la lucha de los maestros junto a la clase obrera y los campesinos en torno a conquistar una educación más democrática, más eficiente y que responda a las hondas necesidades de la transformación estructural que Chile necesita”. 

Por su parte, el dirigente comunista del magisterio, Domiciano Soto, afirmó: 

“La huelga triunfó, demostró la unidad en la base y la firmeza con la que siempre combaten los maestros junto al pueblo y dentro de los moldes orgánicos de la Central Unitaria de Trabajadores de Chile”.  




EL ANTIIMPERIALISMO DE LA CLASE OBRERA CHILENA

 


Un histórico legado:

 

 

                                              Iván Ljubetic Vargas, historiador del

                                               Centro de Extensión e Investigación

                                               Luis Emilio Recabarren, CEILER

 

                          

 


UN FOLLETO DE RECABARREN

Tenía razón el comandante de la “Dartmouth”, los soldados del Esmeralda al perpetrar la masacre de San Gregorio, el 3 de febrero de 1921,  habían aplastado –momentáneamente- el movimiento obrero en la pampa salitrera.

Sólo momentáneamente. Y ello fue captado muy bien por los agentes del imperialismo inglés. 

Henry Wheler Bird, Cónsul británico en Antofagasta, envió con fecha 10 de mayo de 1921, a la Legación británica en Santiago un panfleto escrito por  Luis Emilio Recabarren donde pedía la nacionalización de los intereses extranjeros en el salitre de Chile. 

Ya antes, el 11 de agosto de 1920,  el líder obrero  escribió en el periódico  “El Socialista”, de Antofagasta,  un artículo titulado “Pongamos remedio al mal”, donde exigía: “Nacionalicemos las industrias extractivas. Nacionalicemos las minas de carbón, las salitreras, los bosques, el cobre...”

Recabarren fue el primero que habló de hacer de Chile sus riquezas en manos extranjeras.

 

LAS INQUIETUDES DE UN CÓNSUL INGLÉS 

Míster Henry Wheler Bird en su nota a Santiago, enfatizó que Recabarren tenía muchos seguidores y destacó que, al menos que se hiciera algo para enfrentar esta propaganda subversiva, se podía anticipar que se producirían serias dificultades. Que era necesario que las ciudades y provincias del norte estuvieran suficientemente protegidas. Porque, de no ser así, se producirían levantamientos similares  muy pronto con peores resultados, especialmente cuando pasada la crisis salitrera, los obreros comenzaban a regresar. Por eso –insistía- era partidario que se mantuvieran fuertes unidades militares  en forma permanente para evitar  la repetición de los sucesos de San Gregorio.

En su nota, Bird reconocía que lo ocurrido en la pampa era consecuencia de la “manera abominable con que los cesantes habían sido tratados por las empresas salitreras en la crisis y que, por tanto, no debería sorprender que Recabarren tuviera tantos seguidores”. Finalizaba su carta diciendo que “lo único que llama la atención es que los obreros no hubieran tomado  antes estos asuntos en sus propias manos”.

 

RECABARREN  “PELIGROSO” AGITADOR 

La misiva de Bird inquietó de sobremanera al Ministro británico en Santiago, míster Vaughan. De inmediato sugirió al Ministerio de Relaciones Exteriores en Londres, que mantuviera un barco de guerra al norte de Valparaíso. Enfatizó que “el instigador de toda esta agitación era Recabarren, cuyo objetivo era apoderarse de cada oficina salitrera, para administrarlas conforme al modelo bolchevique”, que “Recabarren era un agitador, de naturaleza comunista y revolucionaria”. (Correspondencia de Vaughan a Lord Curzon, Nº 139, de 27 de mayo de 1921. F.O. 132/ 224, citado por Alejandro Soto en “Influencia británica en el salitre”, pp. 203-204). 

Por su parte, el Foreign Office (Ministerio de Relaciones Exteriores inglés) instruyó a la Legación británica en Santiago que presionara al gobierno chileno para que proporcionara la protección adecuada a las vidas y propiedades inglesas. 

El gobierno de Arturo Alessandri accedió de inmediato y reforzó la guarnición militar de Antofagasta. Otro tanto hizo con la vigilancia policial en la pampa salitrera, aumentando el número de carabineros en la zona y creó el Regimiento de Caballería Exploradores de Manuel Rodríguez Nº 8, que se instaló por cierto tiempo en las oficinas salitreras, en los Cantones Central y del Toco, el cual fue “fuertemente subvencionado por la industria salitrera”, según informa la Memoria del Ministro de Hacienda de 1921. (República de Chile. Memoria del Ministro de Hacienda de 1921, p. CXIII).

 

EL DIPUTADO RECABARREN 

El temor imperialista a la acción revolucionaria y reivindicativa del proletariado salitrero no fue pasajero. En octubre de 1922, el nuevo Ministro británico en Santiago, C.H. Bateman, informaba al Foreign Office que Recabarren era un opositor confeso al capital extranjero y especialmente de los intereses extranjeros en la zona salitrera. (Correspondencia de Bateman a Lord Curzon de 9 de octubre de 1922).

Tenían razón los imperialistas para preocuparse de Recabarren.  Éste había sido elegido diputado comunista por Antofagasta en marzo de 1921, con el  28,3% de los votantes. En esos mismos comicios triunfó otro comunista, Luis Víctor Cruz, por  Tarapacá. Ambos diputados, los primeros del PC, jugaron destacado papel dentro y fuera del Parlamento.

Recabarren realizó permanentes giras por la región del salitre, antes, durante y después de ser parlamentario. Por ejemplo, estuvo en la  provincia de Antofagasta durante su campaña electoral de 1921. Pero, naturalmente, no sólo para captar votos. Como siempre, tomando los problemas de los trabajadores, uniéndolos, organizándoles y contribuyendo a preparar sus luchas reivindicativas.

Otra de sus giras a esa región la realizó en junio de 1923. Estuvo en la ciudad de Antofagasta, Tocopilla. Después viajó a Tarapacá, visitando Iquique y varias localidades y Oficinas salitreras. Regresó a la provincia de Antofagasta. Dio conferencias en Mejillones, Calama, en las oficinas Pampa Unión, Lina, Aconcagua, Araucana y Pueblo Unión.

La gira fue muy exitosa, a pesar de la represión policial y  las provocaciones de elementos apatronados.


DOS TELEGRAMAS 

Recabarren envió a la FOCH el siguiente telegrama: “Huara, 8 de julio de 1923. Federación Obrera. Santiago. Llevamos 38 días de gira en cuyo transcurso hemos vendido ocho mil pesos en folletos. El producto de las conferencias y colectas, costean perfectamente los gastos que demanda la gira. Las concurrencias en todas partes han sido numerosísimas y entusiastas, todo lo cual constituye un éxito grandioso”. 

En otro telegrama enviado ese mismo día al diputado Luis Víctor Cruz informa: “Comunico a usted que anteanoche fui víctima de una acción humillante que no quiero calificar. Después de realizar una conferencia fuera del radio de la Oficina San Antonio, fui notificado de que, por orden de la Administración, se me prohibía llegar al campamento de la Oficina y alojar. Respetando esa voluntad, a las 11 de la noche llegué a Zapiga donde tenía arreglado y pagado mi alojamiento. Antes de entrar al pueblo, me avisaron que la policía de Zapiga había obligado a los dueños de los hoteles a negarme alojamiento. Acompañado de carabineros llegué hasta el hotel y cuando golpeábamos la puerta, se presentaron tres guardianes de policía montados y dos a pie, todos en manifiesto estado de ebriedad y en actitud agresiva apuntándome sus carabinas.  Ante semejante actitud hube de retirarme garantizado por los carabineros. Un dragonante de carabineros me acompañó hasta la línea férrea, frente a la oficina, en cuya vía pública tuve que pernoctar acompañado por carabineros”. (Citado por el autor en “Don Reca”. Santiago, 1992, página 258).

Esto le ocurrió a un diputado chileno y  uno de los más respetados dirigentes obreros. Esa  era la prepotencia y el poder que tenían las compañías que explotaban el salitre y a los  trabajadores.

Todos estos fueron capítulos de la moderna lucha de clases entre la burguesía explotadora y un proletariado con conciencia de clase, con un profundo antiimperialismo.