martes, 17 de octubre de 2017

Invitaciòn Panel CEILER: Centenario Revolución Socialista de Octubre






PARTIDO COMUNISTA DE CHILE SALUDA TRIUNFO ELECTORAL REVOLUCIÒN BOLIVIARANA




Estimado compañero Embajador:

Reciba en adjunto el saludo del Partido Comunista de Chile al pueblo y Gobierno Bolivariano de Venezuela por gran triunfo electoral del 15 de octubre 2017.

Fraternalmente,

César Bunster A.
Encargado Internacional

Partido Comunista de Chile






LOS SERES CONSCIENTES FORJAN LA HISTORIA (II)






Iván Ljubetic Vargas, historiador del
Centro de Extensión e Investigación
Luis Emilio Recabarren, CEILER




CAPÍTULO II: CON LAS ARMAS Y EL TERROR  IMPONEN UNA DICTADURA FASCISTA (1973 – 1990)

La derecha, la DC, con la orientación y apoyo del imperialismo estadounidense, echaron mano a las fuerzas armadas para perpetrar el sangriento golpe del 11 de septiembre de 1973 e imponer una dictadura fascista.

Ésta empleó el terrorismo de Estado. El Informe Rettig,  de la Comisión de Verdad y Reconciliación en marzo de  1991, que contabilizó sólo ejecuciones y desapariciones, reconoció 2.279 muertes en manos de las fuerzas de seguridad durante la dictadura de Pinochet.

Los dos informes de la Comisión Valech (noviembre 2004 y agosto 2013) reconocieron un total de más de 40.018 víctimas de la dictadura.

A estos se deben agregar los más de 400.000 chilenos  lanzados al exilio y los muchos miles de exonerados.

La represión más sangrienta la sufrieron los trabajadores, pobladores, estudiantes e intelectuales.

Mediante el terror, la dictadura encabezada por Pinochet, impuso el capitalismo más salvaje (el neoliberalismo) que hizo un país con enormes desigualdades. Entregó la mayor parte de las empresas que Allende había hecho de todos los chilenos,  a privados criollos y extranjeros. Implantó un plan laboral anti obrero, la municipalización de la educación, las AFP y las ISAPRES. Penalizó el aborto quirúrgico. Clausuró el Congreso Nacional, quemó los Registros Electorales e impuso un antidemocrático sistema electoral binominal. Prohibió la existencia de la CUT y otras organizaciones gremiales. Puso a sindicatos y organizaciones sociales bajo control militar. Terminó con toda señal de democracia.

A pesar del terror desatado por la tiranía, los demócratas conscientes, desde el primer día emprendieron la lucha contra la dictadura y por recuperar la democracia. Un ejemplo de ello, fueron los funerales del poeta Pablo Neruda el 25 de septiembre de 1973.

Fueron ellos, los heroicos combatientes por la libertad, los forjadores de la historia.   
 (Continuará)




lunes, 16 de octubre de 2017

Proceso Constituyente Indígena. Por un Chile con los pueblos indígenas.










Los abajo firmantes, conscientes de la deuda histórica del Estado de Chile con los pueblos indígenas y de las insuficiencias y falta de voluntad que hasta ahora ha tenido el sistema político para reconocer derechos integrales e incorporar la deliberación efectiva de los pueblos indígenas para el devenir de un país más justo, declaramos lo siguiente:
1.                              Demasiadas son las voces e instituciones que dan cuenta de la necesidad de abordar en profundidad un nuevo modo de relacionamiento con los Pueblos Indígenas, por una parte para erradicar la violencia que no compartimos, pero por sobre todo, cumpliendo a cabalidad las obligaciones que derivan de los tratados de derechos humanos que Chile ha suscrito. Entre las más recientes, se encuentran el Informe Anual sobre DD.HH de la Universidad Diego Portales; y el emplazamiento del grupo de expertos de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, que llamó a no invocar la Ley Antiterrorista para lidiar con hechos ocurridos en el contexto de protestas sociales de los mapuche, que buscan reclamar por sus derechos.
2.                              No compartimos la criminalización y trato discriminatorio hacia el pueblo Mapuche. Sostenemos que el camino para reconstruir las confianzas y las relaciones entre el Estado y este pueblo, y los otros que habitan el territorio, es a través de la vía política, de manera que el Estado y la sociedad reconozcan el valor de los Pueblos Indígenas en un pie de igualdad y permitan que ellos participen en las instancias de deliberación política del país.
3.                              Partimos de una premisa fundamental: entendemos y valoramos que la sociedad chilena ésta compuesta por diversos pueblos, a los que indiscutidamente les asisten derechos económicos, sociales, culturales y políticos que deben tener expresión constitucional.
4.                              En ese sentido, creemos que el Gobierno de la Presidenta Bachelet ha iniciado una ruta correcta con el Proceso Constituyente Indígena, la que debe ser fortalecida y esperamos pueda concluir exitosamente. Resulta imperativo cambiar la actual Constitución heredada de la dictadura, que configura un Estado mono cultural, que desconoce la preexistencia de  culturas originarias, pretendiendo asimilar a los Pueblos Indígenas a los parámetros de la sociedad occidental, por una que reconozca a dichos pueblos y el carácter plurinacional de la sociedad chilena.
5.                              En virtud de lo anterior, consideramos que el camino político que ha abierto el Gobierno de la Presidenta Bachelet con el Proceso Constituyente Indígena, forma parte de una vía adecuada para ir estableciendo una relación de respeto y reconocimientos recíprocos con los Pueblos Indígenas en un plano de igualdad de derechos. Por esta razón, tanto el Gobierno como las instituciones representativas de dichos pueblos deben poner todo a su alcance para que el proceso pueda concluir de manera exitosa, abriendo un nuevo momento en nuestra historia, una nueva etapa donde comencemos a edificar una sociedad que reconoce y respeta sus raíces.
6.                              Para garantizar un goce equitativo de derechos y lograr una convivencia fructífera, debemos dotarnos de una Nueva Constitución, legítima y elaborada íntegramente en democracia, que reconozca a los Pueblos Indígenas y sus demandas así como la diversidad que caracteriza y enriquece a Chile.
Santiago, 16 de octubre de 2017.

Firman:
·                                 Guillermo Teillier, diputado
·                                 Lautaro Carmona, diputado
·                                 Sergio Aguiló, diputado
·                                 Hugo Gutiérrez, diputado
·                                 Daniel Núñez, diputado
·                                 Karol Cariola, diputada
·                                 Camila Vallejo, diputada
·                                 Bárbara Figueroa, presidenta CUT
·                                 Carlos Insunza, presidente Anef
·                                 Daniel Jadue, Alcalde de Recoleta
·                                 Eduardo Contreras, abogado DD.HH.
·                                 Carmen Hertz, abogada DD.HH.
·                                 Lorena Pizarro, dirigente DD.HH.
·                                 Alicia Lira, dirigente DD.HH.
·                                 Víctor Tapia, presidente Federación de Estudiantes U. de Antofagasta
·                                 Makarena Arias, presidenta federación de estudiantes U. de Atacama
·                                 Melinka Olate, presidenta Federación U. Playa Ancha
·                                 Natalia Silva, presidenta Federación Universidad Diego Portales
·                                 Eugenio Teillier, secretario general federación U. Católica de Temuco
·                                 Walter Astorga, secretario general Federación Estudiantes UV Aconcagua
·                                 Cesar Bunster, director de ICAL
Quienes deseen adherir a la presente declaración pueden hacerlo enviando un correo electrónico a oficinaprensapc@gmail.com.












Oficina de Prensa Partido Comunista de Chile
Vicuña Mackenna 31 - Santiago
Pagina Web: www.pcchile.cl
Fono: 22 7295700





LOS SERES CONSCIENTES FORJAN LA HISTORIA (I)





                  
 Iván Ljubetic Vargas, historiador del
 Centro de Extensión e Investigación
 Luis Emilio Recabarren, CEILER



CAPÍTULO  I: Con  el voto, la Izquierda conquista el Gobierno Popular (1970 – 1973)


En 1969 los partidos de la Izquierda chilena se unieron formando la Unidad Popular (UP) y triunfaron en las elecciones presidenciales del 4 de septiembre de 1970. El 24 de octubre, con los votos de la UP y de la DC, el Congreso Pleno proclamó a Salvador Allende Presidente de la República por el período 1970 – 1976.

El Gobierno Popular se inició el 3 de noviembre de 1970. En mil días (la mitad de su período) realizó cambios revolucionarios: la nacionalización de las empresas trasnacionales que explotaban nuestras riquezas básicas, en primer lugar el cobre. Terminó con el freno que significaba el latifundio, al erradicarlo totalmente, con una profunda reforma agraria. Acabó con el dominio que la oligarquía financiera ejercía sobre nuestra economía, al estatizar la banca y otras cien empresas que estaban en su poder. Constituyó el área social de la economía, propiedad de todos los chilenos, formada por 187  empresas, que llegó a controlar el 33% de la producción nacional.

Se llevó adelante una política exterior digna y soberana. Por ejemplo restableció relaciones con Cuba a diez días de llegado Allende a La Moneda.

Todos estos cambios se tradujeron en un mejoramiento de la vida de los trabajadores. La cesantía disminuyó de un 6,3% a un 3%. Los salarios, pensiones y montepíos aumentaron su poder adquisitivo en un 66%. El salario mínimo tenía un poder de compra equivalente a 27,3 kilos de pan al día (actualmente, alcanza para unos 6 kilos de pan diarios).

Se entregó previsión social a 725 mil chilenos. Se crearon consultorios de salud en el campo y en los barrios. Hubo avances en la educación pública y los profesores recibieron beneficios por primera vez sin necesidad de protestas ni paros. Se establecieron  becas para hijos de obreros, campesinos y mapuches.

Se dio  medio litro de leche gratis diario a todos los niños hasta 15 años. Se publicaron libros de la literatura nacional y mundial a precios muy bajos. Hubo vacaciones populares.

Los trabajadores tuvieron participación efectiva en la marcha del país. Ha sido el único gobierno con ministros obreros.                                 


 (Continuará)



CUBA AÙN NOS NECESITA




Luego de la actividad desarrollada en el barrio bellavista donde se creó un rico ambiente de fraternidad y solidaridad, reenvío invitación para aquellas personas que quedaron con ganas de seguir expresando su amistad con el pueblo cubano por los destrozos ocasionados por el huracán Irma.

Flor Araneda





EL PARO PATRONAL DE OCTUBRE DE 1972



Querida compañera,
querido compañero:

El mes de octubre de 1972 fue un mes muy agitado.
Se vivió un intento de los grandes patrones por paralizar el país para derribar el Gobierno Popular encabezado por el Presidente Salvador Allende.

Un abrazo,


Iván Ljubetic V