miércoles, 31 de agosto de 2011

FUNERAL MASIVO PRESIDENTE SALVADOR ALLENDE






FUNERAL MASIVO PRESIDENTE
SALVADOR ALLENDE








Estimados Compañeros y Compañeras se les recuerda que el próximo domingo 4 de septiembre despediremos a nuestro compañero presidente por favor ayudar en la difusión.

se recomienda llegar a las 10.30 por la gran cantidad de gente que asistirá

saludos .

Gustavo Lulo Arias

Miembro del Comité central de las juventudes comunistas de Chile

Encargado nacional de cultura juventudes comunistas de Chile

presidente del consejo de organizaciones sociales de la legua

HOMENAJE POPULAR AL COMPAÑERO PRESIDENTE SALVADOR ALLENDE


HOMENAJE POPULAR AL COMPAÑERO PRESIDENTE

SALVADOR ALLENDE









ESTIMADOS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS SOLICITO PUEDAN REENVIAR

ESTA INVITACION A SUS REDES COMO UNICO MEDIO DE COMUNICACION PARA

REALIZAR ESTE HOMENAJE POPULAR GRACIAS

FERNANDO SALAZAR VICE PRESIDENTE COMITE NATALICIO SALVADOR ALLENDE

CELULAR 97023340

INVITAR ARTISTAS POPULARES QUE NOS ACOMPAÑEN

martes, 30 de agosto de 2011

Adiós a compañera María Maluenda




Adiós a compañera María Maluenda



escrito por oficina de prensa
Monday, 29 de August de 2011



 Con profundo dolor, el Partido Comunista de Chile comunica a sus militantes, amigos y pueblo chileno, junto a naciones hermanas, la partida definitiva de nuestra militante María Maluenda.

María Maluenda Campos (91 años), de notable trayectoria en el teatro nacional, ex diputada, embajadora en Vietnam del gobierno del presidente Salvador Allende, compañera del gran actor y también militante en nuestras filas Roberto Parada y madre de José Manuel Parada, destacada personalidad del mundo de los derechos humanos asesinado por la dictadura junto a otros dos profesionales comunistas.

Enviamos nuestras más sentidas condolencias a su familia y comunicamos que la dirección de nuestro Partido concurrirá esta tarde, a las 18 horas, a la sede del Congreso Nacional en Santiago –ingreso por calle Compañía- para rendir homenaje a su memoria.

Invitamos a nuestros militantes y simpatizantes a acompañar los restos mortales de nuestra querida compañera y estar atentos a la fecha y horario de su funeral.

Santiago, 29 de Agosto de 2011

Partido Comunista de Chile



SU BIOGRAFIA

María Adela Maluenda Campos


Trayectoria Parlamentaria

Diputado 1990 - 1994

Distrito N° 17

Partido Por la Democracia

Diputado 1965 - 1969

Séptima Agrupación Departamental "Santiago", Primer Distrito

Partido Comunista de Chile

Antecedentes Personales

Nombre:

María Adela Maluenda Campos

Nacimiento:

6 de Marzo 1920
Santiago

Fallecimiento:

29 de Agosto 2011
Santiag

Nació en Santiago, Chile, el 6 de marzo de 1920; hija de Juan Agustín Maluenda Vidaurre y María Campos Gutiérrez.

Viuda del actor Roberto Parada Ritchie. Tuvieron dos hijos, uno de ellos era el sociólogo José Miguel Parada, asesinado en 1985.

A los cinco años de edad ofreció el primer recital poético. Y en 1938 visitó los países sudamericanos del Pacífico, en una gira de divulgación de los poetas chilenos.

Realizó los estudios primarios y secundarios en el Liceo N°4 de Recoleta. Finalizada su etapa escolar, ingresó a la Universidad de Chile, donde cursó un año de Derecho y un año de Pedagogía en Castellano. Actriz autodidacta, participó como co-fundadora del Teatro Experimental de la Universidad de Chile, en 1941, junto a figuras nacionales como Pedro de la Barra, Rubén Sotoconil y Roberto Parada, actor de teatro, con quien se casó en 1946.

Actuó también en el cine y tuvo ofrecimientos de contratos en Estados Unidos y Londres. Aceptó un contrato de la BBC de Londres, por seis meses, que amplió a un año. En la década del 60 era ya sumamente conocida, a través de la radio y del teatro.

En 1958 firmó su adhesión al Partido Comunista de Chile.

El Partido le pidió que fuera candidata a diputada y resultó electa en 1965, por la Séptima Agrupación Departamental "Santiago", Primer Distrito, en representación de su Partido, el Comunista, período 1965-1969. Integró la Comisión Permanente de Hacienda; la de Asistencia Médico-Social e Higiene; la de Relaciones Exteriores; la de Gobierno Interior; la de Defensa Nacional y la de Salud Pública.

Miembro de la Comisión Investigadora del Plan Camelot, 1965; Investigadora de "El Salvador" y la Comisión Especial de Solicitudes Particulares, 1967. Simultáneamente, en 1966, viajó como delegada del Partido Comunista de Chile al Congreso del Partido Comunista de Estados Unidos.

Entre 1972 y 1973 fue nombrada por el presidente de la República Salvador Allende, "embajadora" de Chile ante Vietnam. Allí estuvo como Encargada de Negocios.

En 1987 participó activamente en la fundación del Partido Por la Democracia (PPD) y participó en su Comisión Política.

En 1989 fue electa diputada en representación del PPD, por el Distrito N°17, comunas de "Conchalí, Renca y Huechuraba", Región Metropolitana, por el período 1990-1994. Fue presidenta provisional de la Cámara, 11 de marzo de 1990. Presidió la sesión de instalación en virtud de lo dispuesto en el Artículo 1° Transitorio, inciso 2o. de la ley N°18.918, Orgánica Constitucional del Congreso Nacional. Integró la Comisión Permanente de Relaciones Exteriores, Asuntos Interparlamentarios e Integración Latinoamericana y la de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía.

No fue a la reelección para el siguiente período.

Murió el 29 de agosto de 2011, en Santiago.

Bio-bibliografía

Sobre la Autora:

  • María Maluenda Campos : diputada Partido por la Democracia período 1990-1994.-- EN: El otro lado de la luna / María Celeste Ruiz de Gamboa W.-- Santiago, Chile: Editorial La Noria, 1999.-- p.141-155.
  • María Maluenda y Gladys Marín.-- EN: La Cámara y los 147 a Dieta / Eugenio Lira Massi.-- Santiago, Chile: Las Ediciones del Ornitorrinco, 1990.-- p.127-130.

Fuentes bibliográficas

  • Anales de la República : segunda época / Juan Carlos González Ranzanz.-- 2ª.ed.-- Santiago, Chile: Congreso Nacional de Chile, Cámara de Diputados, 2002.-- T.II.
  • Anales de la República : textos constitucionales de Chile y registro de los ciudadanos que han integrado los Poderes Ejecutivo y Legislativo desde 1810 / Luis Valencia Avaria, comp.-- 2ª. ed.-- Santiago, Chile: Editorial Andrés Bello, 1986.-- 2 v. (en esta 2ª.ed., el volumen está constituído en dos tomos, cada uno de los cuales tiene paginación propia).
  • Biografías de chilenos : miembros de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial 1876-1973 / Armando de Ramón Folch, comp.-- Santiago, Chile : Ediciones Universidad Católica de Chile, 1999.-- v.3.
  • Congreso 1990 / Pool Comunicaciones, editores.-- Santiago, Chile: [s.n.], 1990.-- 264p.-- (Prólogo e introducciones de Germán Gamonal).
  • Diccionario biográfico de Chile : 1965-1967 / Empresa Periodística Chile, Editores.-- 13ª.ed.-- Santiago, Chile: La Empresa, [s.f.].-- 1732p.
  • María Maluenda Campos : diputada Partido por la Democracia período 1990- 1994.-- EN: El otro lado de la luna / María Celeste Ruiz de Gamboa W.-- Santiago, Chile: Editorial La Noria, 1999.-- p.141-155.

sábado, 27 de agosto de 2011

LA MICRO DE ALLENDE





La Micro de Allende

Desde hace años que tengo esta foto de la Micro de Allende, en los muros de mi casa. Esta foto para mi es una de las que más quiero. Desde los años 80 es que me acompaña junto a otras miles de fotos, tanto de la familia y amigos, como del trabajo solidario realizado por estas latitudes europeas y alpinas. Me acompañó en Chile, por seis años y volvió nuevamente a Suiza, desde hace un año y medio atrás. La Micro de Allende me fué regalada por mi cuñado, que la encontró a la fines de los años 70 o principios de los ochenta, en uno de los cientos o miles de mercados persas aparecidos en Santiago, en los dias del Boom económico de la dictadura pinochetista.

Ustedes no se imaginan las veces que me he detenido frente a ella, simplemente observandola. La imaginación vuela, cada vez que lo hago. Veo la alegría en el rostro de los jovenes y adultos que están sobre el techo de la micro, en su escalera trasera y los que están por alcanzarla. Me he preguntado que ha sido de sus vidas. Cuantos de ellos sufrieron las torturas de la dictadura. Cuantos de ellos desaparecierón en las mazmorras de Pinochet. Cuantos salieron al exilio. Cuantos de ellos lograron sortear los obstaculos de la vida. En fin muchas preguntas que a veces no tienen respuestas.

En esa imagen de la micro, Allende va de candidato a Senador. Con los años nos subimos millones a esa micro conquistando junto al compañero Presidente Allende, el gobierno de la Unidad Popular.

A esa fecha era un joven de 19 años sin derecho a voto todavía, pero me sumé a su campaña como cientos y cientos de miles de otros jovenes con la esperanza de la conquista de la democracia y la construcción del socialismo. Tarea inconclusa hasta el momento para Chile. Pero no en el continente ni en sudamerica, como lo demuestran los avances en la conquista de gobiernos populares que se han puesto como tarea el socialismo.

Desde hace 16 meses, en reiteradas ocasiones me detengo con mi nieta Matilde en mis brazos frente a la foto de la micro de Allende, ella sonrié y al parecer la observa con la misma detención que lo hago yo. Aprendió a decir el Ché antes que mamá y papá. Identifica al Ché, Allende, a la Violeta y Neruda, a los Mapuches, Lautaro en su caballo, la Machi y por supuesto también al Colo Colo, en mi jarro de cerveza que nos mira desde la vetrina del comedor. Mientras hago este recorrido con el pensamiento, en los muros de la casa, recuerdo que no tengo a Victor. Ella no lo conoce. No sé porqué no lo tengo, me imagino porqué me emociono mucho, cuando veo su imagen al igual que cuando escucho sus canciones con su voz. Tengo que traer de vuelta de Chile, conmigo a Victor, para que mi nieta lo conozca.

Mi mente en estos momentos vuela hacia Chile, como lo hace cada día. Se apróxima septiembre. El día 4 del mismo mes se realizarán los funerales del Compañero Presidente Allende. El día del Triunfo Popular, hace ya 41 años. Si todo va bién como programado, me encotraré con cientos de miles acompañandolo hasta su tumba, en un merecido homenaje que le brindará el pueblo chileno.

En Chile, la Micro de Allende vuelve a crecer, paso a paso se va tomando conciencia del cambio del regimén neoliberal, se van construyendo nuevas formas de lucha antes inimaginables, que demuestran que nuevos vientos soplan también en nuestra patria. Hoy al calor de las luchas de los estudiantes, de los trabajadores y pobladores en general, me recuerdan las ultimas palabras de Allende en su mensaje al pueblo de Chile. "Trabajadores de mi Patria, tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo en el que la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor".

Veo a los jovenes de hoy combatir por una educación gratuita, por una nueva constitución que nos abra el camino a los cambios urgentes que el país necesita. En ellos veo el ejemplo de la Camila Antonia Amaranta y de las de cientos o miles que se formarán y nacerán al calor de la lucha y veo entre ellas a mi pequeña nieta Matilde, que como tantas y tantos pronunciar entre sus primeras palabras balbuceando, la palabra Allende y hacer realidad lo que el Compañero Presidente dijo: "la historia es nuestra y la hacen los pueblos".

Oscar Dante Conejeros Etcheverry

27 agosto 2011


viernes, 26 de agosto de 2011

Ando más endemoniado que Lucifer



Ando más endemoniado que Lucifer.

Todo comenzó por acordarme del Hospital de San Antonio, y de comentarios que hizo el finado Jaime Guzmán.

Podemos decir que desde septiembre de 1973 hasta 1980, El país, con muletas y ataúdes, se arrastró por la historia a través de bandos militares.

Desde 1980 por una Constitución Política, engendrada entre otros, por los principios y valores del finado Jaime Guzmán, que “el Cuco” lo tenga en su caliente reino.

En el 2005, el Sr. Lagos, con aguerrida actitud, agarró la constitución del riquerío y le cambió algunos puntos y comas.

Y ahí estamos.

El código de los Cortapalos tiene más dignidad, orientación, parámetros de conducta, de deber y derecho, que esta Constitución fascista por la que se rigen los Chilenos.

El Guzmán dijo, más o menos textual que "El País sabía que tenía que vérselas con dictadura y lo aceptaba”

Y con relación a las resistencias de los estudiantes, él , el nefasto decía:”Véase si no la increíble pasividad, con que se ha recibido las intervenciones a las Universidades, en comparación con la violenta resistencia en otros sectores de la nación.”

Han pasado los años y los tiempos nos traen de verdad: un ladrón y un mentiroso.

Mentes afiebradas, al estilo de Hitler, Eichmann, Nixon,Busch, Goering y Himmler.

Una nación trabajadora que la pillaron durmiendo y a muerte cobarde, la obligaron a mirar para el suelo, le inyectaron el miedo a través de matar, asesinar, encarcelar, perseguir, torturar, exterminar a sus líderes, a sus representantes sociales, a sus organizaciones políticas.

Hoy...siento los pasos de estudiantes y trabajadores, estudiantes colibríes, de corazones gigantes, de trabajadores de melgas, de túneles, debajo de la tierra y el mar, mar lleno de Merluzas, con gusto a cobre y a carbón,a los trabajadores de fábricas, tizas, de dientes y muelas, trabajadores, trabajadoras que levantan las esperanzas y la alegría del sol y la luna, de la ruda y del cedrón, los que cantan corcheas y álgebras, van poniendo, gota a suspiros, suspiros y paros, huelgas,lienzos, gritos, mosaicos inmortales, en las “grandes alamedas”.

Hace tiempo, que andaba como las “huifas”de la próstata. Los “catetes”eran parte de mi indumentaria, como un par de calzoncillo o de zapato...

Los catetes me tenían hasta la “coronilla”y los pantalones orinados, también. (a parte de no servir, ni para mear como la gente)

Me interne en el Hospital del Sur, el 22 de Agosto a las 7.00.

Me sacaron sangre, me midieron los valores del azúcar, ya que tengo la desfachatez de ser diabético y asmático, me metieron agujas en un brazo y suero recorrió mi cuerpo.

Me llevaron por unos callejones medios tétricos de color plomo, los pasadizos me hicieron acordar la casa de Víctor Jara, como le digo yo, al Local de la Organización Nacional Víctor Jara, en Estocolmo...llena de cañerías los techos.

Por ahí, quizás, empecé a ponerme extraño y acordarme de los héroes de mi país.

Llegué a una sala grande , llena de artefactos, me recibieron dos enfermeros, se presentaron amables, cordiales, tiernos; eran los asistentes del médico anestesista.

Nuevamente me hicieron exámenes de sangre, me controlaron los valores de la azúcar y de la presión. Agarraron la camilla y me llevaron al quirófano. Se presentó un médico mujer, me explicó que me iban anestesiar, de la cintura para abajo. La raquídea.

Me pidió que me relajara, que me sentara y doblara el tronco hacia los pies....me dijo, que me iban a informar de cada cosa que hicieran.

Me decían que iba a sentir algo helado en la espalda, lo sentí, que iba a inspeccionar la región de la columna, lo hizo, que iba a inyectarme la anestesia, a los 4 minutos, más menos, se durmieron las piernas.

Llegó un grupo de personas, que serían los que iban a asistir al cirujano, me colocaron en otra camilla en posición de “parir”, llegó el Cirujano, más tirado a extranjero que oriundo, me saludó, me explicó su misión, se vistió junto con todos los demás, hasta yo, con gorros, delantales, guantes y máscaras. Uno veía los puros ojos y la boca.

Sentí que me ponían una serie de trapos en la zona a tratar.

Se me acerca uno de ellos y me pregunta si quiero ver la operación, sí, le digo yo, medio “volado” ;me ponen, casi a 40 cm de mi cara, una pantalla de circuito interno......Ahí se me vino, no sé de adonde, el primer “bochinche”...me acordé de Jaime él predilecto,que perplejo declaraba, cómo la gente confundía la democracia con la libertad.

El asistente del anestesista dijo que el pulso se había acelerado. Calma me dijo, respire profundo...

El Cirujano dijo “ voy a comenzar”.Y comenzó: Es el documental más maravilloso que yo he visto, constaté como artista principal, el desarrollo inmenso, del saber de los seres humanos, al servicio de la vida. Un conjunto de maravillas tecnológicas, que permitían, ver por pantalla mi operación prostática.

Ustedes conocen la herramienta que se usa para cortar las longas del “kebab”? . Esa herramienta como una “honda”; así era el “bisturís” empleado.

Parecía una película de ciencia ficción...Dale con lonjas y vamos cauterizando y tirando alcohol. Era una bóveda en donde la sangre, el agua y el alcohol se evaporaba. Esa evaporación exigía, pienso yo, que se me controlara el valor de alcohol que mi cuerpo almacenaba, me hicieron soplar como 5 veces el aparatito.

La operación duro 2 horas y algo más...dos horas sacando lonjas...

De repente, cambian el instrumento; la herramienta se transforma en una aplanadora, que comienza a emparejar la zona “devastada”...

Quizás una media hora en eso...me dolió la pelvis, lo dije y morfina en dos ocasiones me pusieron.

Se oscureció la pantalla, el médico dijo: “Terminé”, agradeció la colaboración de los asistentes, me miró, yo lo miré interrogante a lo Condorito, me levantó el dedo pulgar y me dio la señal de éxito y se fue.

Traté de mover los dedos de los pies, pero no los tenía, me sacaron todos los aparatos a los que estaba conectado; todos se despidieron sonrientes y me llevaron a “recuperación”.

En recuperación le informaron al personal, todo lo que me habían hecho y cual era mi situación actual, refiriéndose a los valores del azúcar, de la presión y del alcohol.

En recuperación me volvieron a examinar y me inyectaron insulina y morfina. Morfina porque seguía doliéndome la pelvis...

Cuatro horas en recuperación, dos veces el cirujano me fue a ver, mas el médico jefe de esa sección de recuperación.

Estaban “cachudos” por el dolor de la pelvis y yo asustado.

Me llevaron a mi sección, estuve un rato allí hasta que llegó un camillero y me llevaron a sacarme radiografía, de cámara magnética.

Ahí, me acordé otra vez del predilecto, “cuando dijo que desde tiempos remotos los pueblos han tenido que decidir: Dictadura o anarquía...Ellos han decidido, Dictadura...”dijo.

Dios mío, pensé yo y me pellizcaba las piernas para ver si todavía seguían en pausa.

Como es posible que “lumbreras” como ese individuo, haya sido el autor intelectual de tanta muerte y nosotros, como “Arla” haber permitido y seguir permitiendo tanta “bellaquería”.

Me sacaron la radiografía...eran ya, como las 21 horas y yo me había comido un “bistec de suero” .

Me llevaron a mi sección, luego vino un médico, me dijeron que la radiografía no mostraba nada anormal, después de una intervención de esa naturaleza, que siguiera sin comer y que seguramente, al otro día me darian de alta. Y así fue.

Me dieron de alta...

Yo pensé y los sigo pensando, me hubiera gustado tener tres próstatas, para poder ver esa increíble y maravillosa muestra del saber humano.

Al llegar a casa, Seguí pensando en los arquitectos de la dictadura en mi pais.

Así llegué a San Antonio.

Años atrás, visité por segunda vez mi país, estaba en Llolleo, en casa de mi hermana del alma, Julia y mi cuñado Humberto, pasajero y doctor del “Tren de la Salud” de la Unidad Popular, al servicio de la vida digna de los habitantes de mi país, en los años de la esperanza.

Me estaba saliendo de la ducha, me agacho para recoger la toalla y justo mi asma fiel me hace toser...Ahí quedé, me quebré dos costillas, el dolor no era ninguna gracia, no podía ni reírme...mi hermana llama a un médico amigo, “tráemelo para acá, estoy en Urgencia” le dice; y nos vamos a Urgencia del Hospital de San Antonio.

¡! Dios mío y San Judas Tadeo ¡!

Yo no nací en Suecia, nací en Potrerillos, estudie en Copiapó, en La Serena, en el hospital de La Serena me operaron de la garganta......en Vicuña nació una hija......he visto los hospitales de mi patria...Ese hospital de San Antonio, no era un hospital, era un matadero, en la que los Médicos, hacían lo imposible para salvar vidas.

Para desinfectar las sillas y camillas de la Urgencia, usaban botellas vacías de Coca-Cola con agua.

La sala de espera era un sufrimiento de dramas de todo tipo, estaba todo dividido por cortinas, que más parecían trapos de carnicerías........

Esta clase social que sustenta los medios y los poderes, la oligarquía, la aristocracia militar, judicial, los oportunistas, los esbirros, la concertación, apuñalaban miles de veces, a un ser en el suelo botado, sangrando, llorando, doliente, triste, digno en su miseria, levantándose, con una lentitud que dependía de la unidad de cada músculo, nervio, cartílago, agua y sangre, conciencia de ser y estar, conciencia de que hay que levantarse.

Estos hijos de su madre, apaleaban a ese pedazo de tierra mutilada, para sacarle, robarle más de sus entrañas...

Porqué maldición, el Chile nuestro es, inmensamente rico.

Mientras más avanzan las civilizaciones, más recursos se descubren en este Chile nuestro.

En nuestro país y otros paises del Sur, no tendría porque existir hambre. No tendría que existir esa diferencia tan enorme entre su gente.

Chile tiene recursos de sobra para tener gratis, no solamente la educación, sino también,la salud, la vivencia, el deporte...

Las empresas privadas...claro que puedan existir, pero tienen que pagar a los dueños, no los dueños a ellos y más encima quieren con pleitesía.

Estos hijos de su madre, vengan de adonde vengan, han prostituido a un país hermoso, a un país, que con los recursos que tiene, podría tener las posibilidades de tener los avances de un país desarrollado, como Suecia y podrían operarse gratis miles y miles de próstata, de mamas, de lo que sea...

Con los recursos que Chile tiene,podría haber cientos y cientos de universidades al servicio de la investigación, del saber, del bienestar...

Dios mío......ando “Luicifereado”

Las movilizaciones de los estudiantes, el paro de los trabajadores del 24,25, son los brazos del pueblo consciente, en tiempo de maduración social y política, que tratan de levantar ese Chile, robado, usado...

Lectores, oyentes....Créanme, cada Chileno, uno por uno, de acuerdo con su capacidad y necesidad, puede ser feliz, moralmente sano, éticamente hermoso.

Chile tiene riquezas inmensurables.

Feliz sería, si la gran mayoría de los habitantes de mi país, entendieran que más de 200 años los están haciendo tontos y los transforman en mendigos de sus propias pertenencias.

Y que salgan a las calles y plazas, fábricas y escuelas y digan

!! Basta ¡!

Seguro, que el Imperio, el capital, los ladrones y asesinos nacionales bloquearán el Pais. Castigado...Y que......Miren esa Cuba, que puede mirar de frente, con humildad y trabajo, con dignidad...Y tantos recursos no tiene.

Muchas gracias.

Alejandro Fischer.

miércoles, 17 de agosto de 2011

MURALES CENTENARIO



fortaleciendo nuestra lucha
con la creatividad del pueblo
saludos
mono gonzalez


MURALES CENTENARIO







BRIGADA CHACÓN








PAPELOGRAFOS URBANOS EN CHILE






VISITA


BRIGADA CHACÓN

BRIGADA CHACÓN EN HOMENAJE A ALLENDE

martes, 9 de agosto de 2011

lunes, 8 de agosto de 2011

EL CENTENARIO DE UN SABIO COMUNISTA




EL CENTENARIO DE UN SABIO COMUNISTA


Por José Miguel Varas



El 28 de agosto de 1983 habría cumplido 100 años el sabio Alejandro Lipschütz, nacido en Riga, capital de Letonia, que desplegó en Chile, a lo largo de más de medio siglo, una portentosa labor científica en diversos campos: fisiología, endocrinología, investigación sobre el cáncer, antropología, investigaciones marxistas. Militante desde 1904 del Partido Obrero Social demócrata Ruso, el Partido de Lenin, participo activamente en la Revolución de 1905. La ofensiva reaccionaria que se desató a continuación lo obligó a abandonar Rusia y a vivir como exiliado en Alemania, Austria y otros países europeos. Sus trabajos en el campo de la fisiología le dieron pronto un prestigio internacional y ésta es la razón por la cual la Universidad de Concepción le propuso, en 1926, dirigir la cátedra de esa especialidad recién creada en la Escuela de Medicina penquista. Asi se inició la relación entrañable que el Profesor Lipschütz iba a mantener toda su vida con Chile, donde recibió en 1969 el Premio Nacional de Ciencias, recién creado, donde el Congreso le otorgó por ley la nacionalidad chilena y donde militó en las filas del Partido Comunista. He aquí un testimonio personal sobre el sabio, de José Miguel Varas.

Me parece escuchar aun su voz recia y bien timbrada, levemente nasal, su habla de notable correción, en la que las erres guturales y casi metálicas aportaban el elemento exótico; me parece, sobre todo, ver sus penetrantes ojos oscuros, que los gruesos lentes hacían aun más grandes, ojos capaces de ver y de comprender todo, infinitamente cálidos e inteligentes. Menudo y frágil, como un pájaro, con un rostro triangular que se prolongaba hacia abajo en una pequeña barba blanca en punta, siempre vestido con la más extrema pulcridad, era como el prototipo del sabio de laboratorio que han construido la literatura y el cine. Sin embargo, y con ser efectivamente un investigador que dedicaba largas horas al trabajo de laboratorio, no tenia nada del "sabio distraído" o ajeno a la realidad. Seguía con infatigable atención los acontecimientos de cada día, no sólo en el terreno político -que lo apasionaba- sino también en otros múltiples dominios de la vida social.

Sus largos años de vida le proporcionaban siempre una perspectiva más rica y más profunda de los hechos, pero no tenia nada del anciano que vive rememorando el pretérito como sumergiéndose en un mundo ajeno y mejor que el presente. Recuerdo que una vez me contó cómo leían en Riga, con su hermano mayor, un relato -indudablemente de inspiración monárquica- sobre los horrores de la Revolución Francesa. Aquello ocurría en el pequeño dormitorio que ambos compartían, cuando corrían los años finales de la década del 90, del siglo pasado. Trato de reconstruir sus palabras:

-Mi hermano leía aquellos relatos sobre cabezas que caían cercenadas por la guillotina y lágrimas rodaban por sus mejillas. Yo tendría entonces menos de 15 años y lloraba también. Entonces mi hermano, tomándome las manos con una emoción muy viva, me dijo: " ¡Sacha, Sacha! Debemos felicitarnos de que vivimos hoy en una época altamente humanista y civilizada, en que tales horrores ya no pueden repetirse". Yo asentía a sus palabras. ¡Qué poco sabíamos del mundo! Pronto, muy pronto, iban a venir horrorosos "pogroms", el "domingo negro" de San Peterburgo, las represiones después de la Revolución de 1905... Y mucho más todavía: la guerra del 14, la guerra civil en Rusia y la suma de horrores superior a todos aquellos, la segunda guerra mundial, con su epilogo de las bombas atómicas norteamericanas en Hiroshima y Nagasaki»..

Conversar con él era una permanente aventura intelectual. Su mente siempre alerta, profundamente analítica, hacia que uno mirase los fenómenos bajo una luz nueva, desde ángulos diferentes. En el maravilloso retrato suyo trazado por Neruda cuando el sabio cumplió 80 años, dice el poeta: "Mi vecino me dio la sorpresa del eterno descubrimiento, del continuo florecer, de la incesante curiosidad, de la justiciera pasión, de la perpetua alegría del conocimiento".

Alejandro Lipschütz llegó a Chile en abril de 1926, junto con su esposa Margarita Vogel. Poco después viajó a Concepción, para asumir sus funciones en la cátedra de fisiología de la Escuela de Medicina de esa Universidad. En aquel primer invierno en Chile, no sólo estableció contacto con sus colegas y sus alumnos, sino que encontró además el tiempo para explorar la región. Su primera visita a Lota le deparó una sorpresa que recordaba con emoción al hablar conmigo, 40 años más tarde:

-El barro y la miseria de la ciudad minera, aquella vida tan penosa de los hombres del carbón, nos impresionaron especialmente a Margarita y a mi. Fue caminando por una de esas calles fangosas, en la tarde de invierno, con escasa iluminación, que hice un descubrimiento enorme. En una de aquellas casas de madera, había un letrero borroso y a punto de caer en el que se podía leer la palabra "Librería". Nos aproximamos, y a través de la ventana, que no podría calificarse de escaparate, puesto que era una simple ventana, débilmente iluminada, tras la cual se había colocado una mesa, adosada por dentro, pude ver algunos libros. Forzando la vista, llegué a ver con mi gran asombro, que entre ellos había uno o dos folletos de Lenin y un volumen con "La miseria de la filosofía", de Marx. Chile vivía entonces una época incierta, en la que se sucedían golpes y contragolpes militares y en la que el movimiento obrero era muy perseguido. Por eso, no penetramos en aquella "librería" y nos alejamos, del lugar. Pero yo sentía una alegría extraordinaria, al ver que a aquella ciudad tan proletaria y al parecer tan desesperanzada, había llegado el pensamiento socialista científico y se comenzaba a producir, aunque fuera un brote incipiente, aquella fusión del marxismo con el movimiento obrero, que es la condición necesaria de la revolución.

El profesor Lipschütz nunca ocultó sus convicciones y participó a lo largo de muchos años en la actividad del Partido Comunista. Siempre acompañado por Margarita, su esposa, lo vimos participando en actos públicos de diverso carácter, incluso durante la proscripción del Partido, bajo el régimen de González Videla. En 1944, intervino en la fundación del Instituto Chileno-Soviético de Cultura, a cuya actividad entregó un gran aporte. En marzo de 1972, cuando algunos partidarios de la Unidad Popular vacilaban ante la creciente ofensiva de la reacción, ingresó en un acto público al Partido Comunista de Chile. Al periodista soviético Guenadi Sperski, que conversó con él aquel día, le dijo sonriendo; "De hecho, hace mucho que estoy en el Partido. Trabajo en él desde hace muchos años. Mi ingreso ahora es más que nada un acto formal, cuya postergación está vinculada a ciertas peculiaridades de la vida del emigrante. En otros tiempos, por ejemplo durante el régimen de González Videla, por ser militante comunista se me pudo haber privado de la ciudadanía chilena".

Después del golpe militar de 1973, su casa de la calle Hamburgo 366, fue allanada con la brutalidad habitual. El profesor y su esposa dormían cuando llegaron los asaltantes. Los encerraron con llave en su dormitorio. Desde allí, ellos sintieron el estrépito de los bototos militares recorriendo las habitaciones, subiendo y bajando la escalera. Escucharon voces de mando, imprecaciones, y luego el ruido de los estantes de libros derribados, de los muebles destrozados, de los vidrios que se quebraban. Cuando se les permitió salir de su encierro, encontraron un cuadro de devastación. Valiosos libros destruidos; objetos de antigua alfarería indígena, quebrados; desaparecidas algunas de las medallas otorgadas al sabio por universidades de diversos países del mundo. Los vándalos uniformados habían destruido también el maravilloso jardín, lleno de flores, que Margarita cultivaba con amor. Al parecer en busca de armas, habían abierto hoyos y zanjas por todas partes.

Cuando en 1969 se le otorgó el Premio Nacional de Ciencias, el Dr. Alfonso Asenjo propuso que ese premio llevara en el futuro el nombre dé Alejandro Lipschütz. Es, sin duda, una proposición justa, porque nadie ha dado una contribución mayor que la suya al desarrollo de la ciencia en Chile. Un gobierno popular y realmente nacional podrá y deberá hacerla realidad en el futuro.

Pablo Neruda, en el retrato suyo ya citado, escribió:

"Es el gran iluminador marxista de regiones oscurecidas de nuestra historia, oscurecidas por la charlatanería sin sustancia o por la interesada vileza. Por lo tanto, sus palabras despiertan, como las revelaciones poéticas, la contraola del furor, la estéril espuma reaccionaria. Sobre esos oleajes del pasado, nuestro inextinguible amigo trabaja a plena conciencia dándonos tanta luz que aun somos incapaces de medirla.

El hombre más importante de Chile no mandó nunca regimientos, ni ejerció nunca un Ministerio, no mandó sino que fue mandado en una Uníversidad de provincia. Sin embargo, para nuestra conciencia, es un General del pensamiento, un Ministro de la creación nacional, el Rector de la Universidad del porvenir.

El más universal de los chilenos nació lejos de estas tierras, de estas gentes, de estas cordilleras. Pero nos ha enseñado más que millones de los que aquí nacieron; nos ha enseñado no sólo ciencia uníversal, método sistemático, disciplina de la inteligencia, devoción por la paz. Nos ha enseñado la verdad de nuestro origen, mostrándonos el camino nacional de la conciencia. Y su sabiduría nos revela que la exactitud, la plenitud y la pasión pueden convivir con la justicia y la alegría".


Publicado en: Boletín del Exterior N°61

septiembre - octubre 1983

Partido Comunista de Chile


Puedes ver o descargar Boletín en PDF